¿En Dónde Dejamos a Dios?

Pétalos de rosas pierden su color natural.
Es de día y aún no despiertan.
Es de noche y todavía no cierran.
El rocío ha dejado de caer.
manantiales se han secado.
El césped se ha quemado.
El cielo se ha nublado.
El aire está contaminado.
Los árboles están oscureciendo.
Los capullos ya no abren.
Los colibríes ya no silban sus melodiosas notas.
Los caballos ya no trotan.
Las mariposas ya no retozan.
El amanecer ya no llega.
La noche es taciturna.
La naturaleza desaparece.
Los ríos son tan solo huecos en la tierra.
Las rocas son más duras, y más roca.
Los maremotos, terremotos, y huracanes son más frecuentes.
La pobreza y la mortalidad es más abundante.
Las enfermedades fatales están a escogerse.

¿En dónde dejamos a Dios?
Los niños ya no ríen.
Simplemente se clavan a una tele.
Convirtiéndose en zombis. Latentes,
Exentos a todo,
Propensos a la violencia.
¿Y sus procreadores?
Éstos viven perdidos,
envueltos en lo cotidiano de la vida.
Sin pre o procedencia.

(2005, De mi colección poética “Inquietudes Humanas”)

20121217-190749.jpg



Categories: POESÍA

Tags:

I APPRECIATE YOUR HONEST COMMENTS:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: