Te fuiste y…

Ahora regresas reclamando

lealtad a un amor que ya no existe.

¡Qué cómico eres!

Si en la vida lo menos estático es el amor.

Este crece, o peor, muere si no se nutre.

Y, ¡qué curioso!

El cruel invierno congela aquel mínimo detalle

que algún día tuvo significado bello o hiriente;

la primavera, juvenil y coqueta,

nos muestra alternativas de mejor prospecto;

el verano, con la sensualidad que lo caracteriza,

se encarga de euforizar nuestra piel y sangre;

y el otoño, el filósofo del cuento trágico,

al ver el dolor que este amor causa al espíritu,

lo desaparece sin dejar rastro alguno.

Así es que, te cuento que te fuiste y no volviste; y

el tiempo, el maravilloso tiempo,

se encargó de enterrar tu recuerdo.



Categories: POESÍA

Tags:

2 replies

  1. Todo fluye, hasta el amor! Gracias por compartirlo.

    Like

I APPRECIATE YOUR HONEST COMMENTS:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: