Recuerdos. Veinte años después

Sé lo que pasó porque así me lo contaron. Era tan pequeña, a penas tenía dos años. Mas las cicatrices de lo experimentado están tatuadas en mi subconsciente. Con frecuencia sueño estar presa entre barrotes de acero. Y no soy la única. Hay tantos chicos como yo. ¡Lloramos! Sujetamos con nuestras manitas esos barrotes fríos como el alma de los que nos metieron allí. Grito con desesperación “¡Mami!”, pero nadie me escucha. Mi mami no viene. De pronto escucho gritos exorbitantes a lo lejos. No entiendo lo que dicen. Abruptamente despierto. Estoy sudada, espantada, llorando, despiadadamente tatuada en el subconsciente de por vida. Fotos tomadas prestadas de diferentes fuentes en el Internet



Categories: FREE WRITING

Tags: , , , , , ,

I APPRECIATE YOUR HONEST COMMENTS:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: