La rutina de mis días.

Suena la alarma temprano en la mañana, solo para avisarme que es hora de emprender un nuevo día. Y comienza la rutina diaria, esa que no se puede olvidar. Un desayuno deprisa, y a la calle. Rumbo al trabajo. El tráfico ni se siente. Y al poner pie en el edificio, todo lo vivido queda en el pasado porque, la realidad me grita que reaccione y prosiga. Suena la campana y me transformo en la maestra maravilla. En la que lo sabe todo y, no sabe nada. Minuto a minuto llegan las horas, y el espíritu agotado tiembla de asfixia retenida en los pulmones. Ya es hora de volver a casa, a descansar, a corregir papeles, a preparar lecciones, a mirar la tele mientras se lee un poco. Hasta quedar profundamente dormida, y que suene la alarma el siguiente día.



Categories: FREE WRITING

I APPRECIATE YOUR HONEST COMMENTS:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: